El Niño golpea el país con altas temperaturas, lluvias e inundaciones. Adriana Mayo Ramos y corresponsales

Fuente: La República

El dato. En 12 poblados de Loreto, en la provincia del Alto Amazonas, el Huallaga se ha desbordado, provocando inundaciones. El peligro acecha en estos días
Foto. La República

Y hasta plagas. En Loreto fuertes precipitaciones ocasionaron el desborde del río Huallaga y en el sur la escasez del líquido vital ha puesto en riesgo al sector agropecuario. En el norte, la lluvia sigue ausente.

Así como Paraguay, Argentina y Brasil, nuestro país también ya experimenta los primeros efectos del fenómeno El Niño.

Mientras que en el oriente las fuertes precipitaciones causaron inundaciones, en el sur las altas temperaturas y la deficiencia del factor hídrico han puesto en riesgo al sector agropecuario.
Si bien convivimos con este evento desde abril del año pasado, recién en octubre último alcanzó intensidad fuerte, detalla la directora de Climatología del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Grinia Ávalos.
Esta situación ha ocasionado que la temperatura del mar se eleve entre 2° y 3° C por encima de lo normal, aumentando a su vez la sensación térmica en el ambiente y alterando los patrones atmosféricos del país.
¿Qué es lo que viene sucediendo en el Perú a detalle? Aquí se lo contamos.
En el oriente peruano, en la región de Loreto, doce comunidades del distrito Teniente César López, ubicado en la provincia del Alto Amazonas, fueron afectadas por el desborde del río Huallaga, declarado en alerta roja por el Senamhi, producto de las fuertes precipitaciones pluviales que soporta esta localidad.
Los más perjudicados son los pobladores ribereños y agricultores, cuyas plantaciones de plátano, yuca y maíz se inundaron por completo.
Los habitantes del distrito Santa Cruz y de la ciudad de Yurimaguas corren la misma suerte. En Santa Rosa, por ejemplo, se encuentran preocupados por el incremento del río Huallaga, a causa de las lluvias en San Martín y Tingo María. Hasta el momento su caudal subió cinco metros en promedio y registra, según Senamhi, 130 metros con 10 centímetros.
Se sabe también que el río Marañón está creciendo en forma acelerada, situación que pone en riesgo a las comunidades ribereñas de Payorote, 8 de Octubre, Puerto Orlando, Canan y  Miraflores.

Agro en riesgo al sur

En Arequipa, el fenómeno El Niño se manifiesta con altas temperaturas, heladas en zonas altoandinas, escasez de lluvias y amenazas de plagas.
En la ciudad de Arequipa la sensación de calor llegó a 28°C, mientras que en provincias como Caravelí a 30°C. Lo contrario ocurre en la sierra alta. En la localidad de Imata llegó a -7 °C, y en Patahuasi a -9°C.
En tanto, debido a la ausencia de precipitaciones, la campaña de arroz está en riesgo. El gerente de agricultura regional, Mirko Avendaño, indicó que 20 mil hectáreas peligran, así como 40 mil de alfalfa y unas 10 mil de maíz forrajero.
Pero El Niño no solo se presenta de esta forma. La presencia de plagas en el Valle de Tambo está atacando los cultivos. A la fecha, la roya (hongo) atacó el trigo y afectó el 20% de la producción de la papa.
En el distrito de Ocoña los hongos han afectado el 40%  del cultivo de frijol y en otros valles se detectó la presencia del chinche (insecto), la mosca de la fruta, la mosca blanca del olivo y la polilla del maíz.
En Puno, los daños –hasta el momento– están centrados en el sector agropecuario.
El titular de la Dirección Regional de Agricultura de Puno, William Morales, señaló que el “veranillo” (nombre que ha recibido esta temporada de calor) afectó el brote de la papa, quinua, cebada y la avena.
Según la Dirección de Información Agraria, la cosecha de estos productos registrará una pérdida de 15 % este año, afectando la economía de las familias ya que la mayoría de la producción es para la subsistencia de los campesinos.
Los criadores de alpacas también se han visto afectados. El cambio brusco de temperatura ha causado la muerte de crías en las zonas altas de Ilave y San Antonio de Putina.
Según ellos, las condiciones climáticas presentadas la semana pasada causaron graves consecuencias en los camélidos bebés. Los animales estuvieron expuestos a niveles elevados de radiación solar, a lluvias intensas y a granizadas.
En Añuspa, provincia de San Antonio de Putina, se reportó la muerte de 15 crías y en la zona de Janculla del distrito de Santa Rosa de Mazocruz perecieron veinte.
“Las crías están habituadas a estos climas pero lo que estamos viviendo ahora es extremo”, detalló el alpaquero  Manuel Villa Mamani.

¿Norte sin lluvias?

Pese a que este fenómeno se caracteriza, principalmente, por las fuertes precipitaciones en el norte del país, esta situación aún no se ha presentado.
En El Niño de 1997-1998, la primera lluvia de consideración en Tumbes, Piura y Lambayeque se dio el 17 de diciembre de 1997, dejando miles de damnificados.
El último lunes Trujillo registró una lluvia de temporada de una hora que no ha sido vinculada a El Niño, informaron nuestros corresponsales.
Tumbes y Piura siguen a la expectativa de lo que sucederá y ya sufren de temperaturas por encima de lo normal. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) anunció que la sensación térmica llegará a 37°C.
Los últimos días del 2015 Chiclayo amaneció con cielo nublado. Recién al mediodía el sol se pronunciaba. Pero la lluvia es la gran ausente hasta en la sierra de Lambayeque.
Esta situación ha llevado a los pescados del litoral norteño a asegurar que este año no habrá fenómeno El Niño.
Señalan que si bien las aguas del mar permanecían calientes entre los meses de mayo y junio, tras el terremoto de Chile del 16 de setiembre éste empezó a enfriarse.
Corroboran esta versión, señalando que, a la fecha, tampoco han llegado al norte las especies características de este evento, como el bonito.

Emergencias registradas son menores a las que se esperaban

Pese a que El Niño empezó a manifestarse en el país, el coordinador del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) de Indeci, Ing. Miguel Yamasaki, asegura que los eventos registrados a la fecha son pocos. “Definitivamente lo que estamos viendo es menor a lo que se esperaba.
Desde octubre el COEN ha registrado ciertos eventos, pero no todos tienen relación directa con El Niño”, explicó el especialista, detallando que el panorama previsto por la institución ha cambiado.
“A fines de diciembre debió empezar las lluvias fuertes en el norte pero no fue así. Pese a ello, no vamos a bajar la guardia porque así como mejoró puede empeorar en los siguientes meses”, concluyó Yamasaki.

Claves

Según el último reporte del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (ENFEN), existe un 50% de probabilidad de que el evento sea moderado, 35% de que sea fuerte y solo 5% de que sea extraordinario como el de 1997-1998.
Debido a la ausencia de lluvias en el sur del país, el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) prepara una estrategia para enfrentar una posible sequía el 2016.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s